Entrevista a Vicky Calavia, publicada por CIMA

VICKY CALAVIA 4-9-15
CIMA, 31-01-2016

La directora y guionista Vicky Calavia (CIMA) habla aquí de su vocación, de sus principios en el cine y de las reflexiones en torno a él.

Se trata de una entrevista con Miguel Ángel Escudero realizada para el libro “59 Directoras de Cortometrajes”.

¿Cuál es el nacimiento de tu vocación?

De pequeña, con ocho años, asistí en mi colegio a una clase extra-escolar en la que nos explicaron el lenguaje del cine, los tipos de planos, etc., y quedé ya fascinada para siempre.

¿Recuerdas el primer cortometraje que viste?

No recuerdo el primero, pero sí el que más me ha impactado, y que vi alrededor de los veinte años, fue “Neighbours”, de Norman Mclaren.

¿Cómo demostraste tu compromiso con el oficio de cineasta?

Lo demuestro desde mis primeros pasos en el mundo del audiovisual, a través de la realización de ciclos, muestras y festivales que sean una ventana para exhibir tanta y tan buena producción como existe.

¿Qué consejo de oro darías a una compañera directora novel?

Que vea cine, sin cesar.

¿Cómo ha evolucionado tu mirada de cineasta desde tus comienzos?

Ha evolucionado en un aspecto técnico, de mayor perfección y profesionalidad. Pero en la esencia, a nivel de inquietudes narrativas, no ha variado. Siempre he querido poner en valor a los “olvidados” del mundo del cine.

¿Cómo escribe una directora para personajes masculinos?

En el ámbito documental y de la vídeo creación, al que me dedico, he puesto mi mirada tanto sobre personajes masculinos como femeninos, con el mismo interés y entusiasmo, porque lo que me movía era contar su historia, especial y particular en cada caso.

¿Qué echas en falta en el mundo del cortometraje?

Más riesgo y experimentación.

¿Tu cine en que corriente cinematográfica se engloba?

En ninguna.

¿Cuáles son tus referentes en la dirección?

José Luis Guerín, Iván Zulueta, Basilio Martín Patino, Isaki Lacuesta, Luis Buñuel, Carlos Saura, David Lynch, Kieslowski.

¿Te consideras directora y/o autora?

Autora, directora y productora. Chica para todo.

¿Tienes una hoja de ruta como directora?

Me gustaría poder abarcar todo mi listado de personajes olvidados, y darles luz y voz.

¿Con qué medios técnicos contaste en tu primer corto?

Con una cámara amateur, la edición del centro de préstamo del Ayuntamiento de Zaragoza y la ayuda de mis amigos y mi hermana.

¿Una anécdota de la que aprender mucho?

Ninguna en concreto. Lo que sí he aprendido es que para hacer buenas entrevistas es fundamental documentarse y empaparse del personaje-s y mantener una mezcla de cercanía y rigor durante toda la grabación. También que el trabajo del último técnico es tan importante como el tuyo propio, el cine es una labor de equipo, un engranaje en el que si falla algo, todo va mal. Otra, que la energía positiva, la educación y la alegría, consiguen mejores rodajes y montajes.

¿Qué sensaciones recuerdas cuando cantaste “acción” por primera vez?

Me encantó y me emocionó. También fui consciente de que en un rodaje hay jerarquías que respetar y cumplir, y la labor del director es dar seguridad al resto del equipo, entre otras cosas. Por eso esa palabra y ese gesto sirven para remarcar que empieza el rodaje, que todo debe estar en orden, todo el mundo prevenido y que el momento de grabar es sagrado.

¿Cuentas con el apoyo familiar en tu carrera como cineasta?

Sí, con el de mi hermana y mi madre. Y mi padre, ya fallecido, que me inculcó el amor por el cine, tras largas veladas ante el televisor y en la salas de cine.

¿Cómo eres de crítica con tu trabajo?

Muchísimo, soy capaz de dilatar los trabajos mucho más de lo sensato para que queden lo mejor posible… y aun así nunca los cerraría del todo, siempre hay algo que mejorar.

¿Compartes experiencias con otras directoras/es?

Constantemente, sobre todo porque organizo festivales y muestras, donde trato con todos ellos.

¿Tus cortometrajes españoles de cabecera? ¿e internacionales?

“Aquel ritmillo”, de Javier Fesser, y “Neighbours”, de Norman Mclaren.

¿Por qué dedicarse a esta profesión?

Por vocación, por pasión, por inconsciencia.

¿En qué tamaño de planos ves la vida?

En plano detalle cuando se trata de emociones y en plano general cuando se trata de planificar mis trabajos.

De tu filmografía ¿de qué plano estás más orgullosa?

De casi todos de mi último documental “La ciudad de las mujeres”.

¿Un cortometraje se lo juega todo en…?

En la decisión del director a la hora de elegir planos, equipo, hacer el montaje y elegir la banda sonora.

¿El lugar natural del cortometraje una vez finalizado es…?

Los canales de difusión a los que pueda acceder: televisiones, festivales y muestras, proyecciones, emisión online, etc. Realizas tu trabajo para que tenga visibilidad, no para dejarlo dentro del disco duro sin que vea la luz.

¿Cómo ves el actual panorama del cortometraje?

Fantástico, cada vez hay más y mejores cortos.

¿El cortometraje es un bien cultural todavía por reivindicar?

Creo que cada vez el público lo sabe apreciar más.

¿Los cortometrajes a las salas de cine?

Siempre, por supuesto.

¿Rodar como método de vida o necesidad vital?

Como pasión vital.

¿Dónde nacen tus historias?

En mis archivos y documentos de cine.

¿Ser cineasta es ser Don Quijote por definición?

Sí, tiene su lado positivo, por la ilusión, y su lado utópico, por lo de iluso.

¿Cine profesional o cine de guerrilla?

Ambos dos son válidos, necesarios y complementarios.

¿Con qué cita cinematográfica te identificas?

“Matar a un hombre es algo muy duro. Le quitas todo lo que tiene y todo lo que podría tener” (“Sin perdón” / Clint Eastwood).

Imparcialmente. Defínete con 3 adjetivos.

Documentalista. Perfeccionista. Adicta al trabajo.

Sabemos que muchos cortometrajes se hacen a base de favores, pero ¿en qué es imprescindible pagar para una mejor producción?

En los aspectos puramente técnicos: cámara, iluminación, sonido, montaje y postpo de imagen y sonido.

¿Cineasta de escuela o autodidacta?

Autodidacta, porque yo estudié Veterinaria.

¿Te promocionas como cineasta en cualquier ámbito o solo en tu círculo profesional?

En cualquier ámbito posible.

Por la mejora del sector y sus profesionales, di algo crítico de forma anónima, sobre el cortometraje.

Es necesario arriesgar más en las historias.

¿Perteneces a algún colectivo por corporativismo, por encontrar apoyo, por compartir en todo momento?

Por todos esos motivos y por solidaridad hacia los demás compañeros.

¿El cineasta debe tener una opinión crítica pública o solo debe expresarse desde sus películas?

Eso es absolutamente personal de cada cineasta.

Por fases, ¿qué tiempo, de media, le dedicas a la producción del cortometraje?

Un año y medio, dos años.

¿Qué funciones asumes en la producción de tus cortometrajes? ¿En cuál te ves con dificultades?

Guion, producción, dirección. La parte más técnica se la dejo a los que saben de verdad, para eso están los equipos y los oficios en el cine.

¿Para ti el cortometraje es un puente que hay que cruzar para llegar al largometraje?

No, no tiene porqué.

¿Cuándo no diriges cortometrajes a qué dedicas tu tiempo?

Dirijo festivales de cine, doy clases, hago producción para otros directores, intento levantar proyectos sobre cine… cien mil cosas… ¡hay que vivir y pagar las facturas!

¿Quieres añadir algo? Pensamiento, reflexión, crítica…

¡Viva el cine! ¡Viva Buñuel!

 

Anuncios

Acerca de Vicky Calavia

Gestora cultural, productora, realizadora y documentalista Ver todas las entradas de Vicky Calavia

Debes haber iniciado sesión para comentar.

A %d blogueros les gusta esto: